domingo, 15 de abril de 2018

Campino de los Toten Hosen sobre lo que es soportable y lo que no podemos permitir


Las palabras de Campino sobre el tema antisemitismo en una camción de los raperos Kollegah y Bang son para el bronce. Campico es mi "héroe del día" o más bien de la semana :)

He pensado mucho sobre la discusión acerca de una canción. Sobre si tenía o no sentido venir aquí. La manera más fácil habría sido evitar la situación y quedarse en la casa. Personalmente, creo que quienes boicotean algo, no pueden discutir. Y quien no discute dejan el campo libre a otros (...) Desde hace 30 años hago música con los Toten Hosen. Soy un poco especialista en el tema. La canción sobre la que todo el mundo discute proviene del Battle Rap, donde se trata de superarse entre sí [de batirse con los demás, y superarlos]. Cuando consideras esto, todo se relativiza. No deberíamos buscar un significado más profundo donde no hay ningún significado (...). En principio, considero que la provocación, como tal, es buena y es correcta. De ella, pueden surgir cosas muy buenas (...). Sin embargo, cuando la provocación adopta una forma misógina, homofóbica, extremista de derecha o antisemita excede el límite (...). No soy el centro federal de exámenes, ni el comité de ética. Pero hablo por todos los que piensan como yo: las prohibiciones y la censura no son la solución. Espero que a través de las discusiones lleguemos a encontrar otra forma de pensar, que nos haga saber lo que es tolerable y lo que no lo es. 

El audio del video no es muy bueno -es muy bajo- pero está entero. Porfa, suban los parlantes :)



Ich habe mir viele Gedanken gemacht angesichts des Streits um ein Lied. Ob es sinnvoll ist, überhaupt hier hinzukommen. Der einfachste Weg wäre: Man entzieht sich der Situation, bleibt Zuhause. Ich persönlich glaube aber: Wer boykottiert, kann nicht mehr diskutieren. Wer nicht mehr diskutiert, überlässt das Feld den anderen. (…) Ich mache mit den Toten Hosen seit über 30 Jahren Musik. Ich bin ein bisschen vom Fach. Das Stück über das sich alle streiten, kommt aus dem Battle Rap, wo es darum geht, sich gegenseitig zu toppen. Wenn man das bedenkt, relativiert sich alles. Wir sollten keinen tieferen Sinn suchen, wo es keinen Sinn gibt. (…) Im Prinzip halte ich Provokation für gut und richtig. Aus ihr heraus können verdammt gute Sachen entstehen. (…) Wenn Provokation aber eine frauenfeindliche, homophobe, rechtsextreme oder antisemitische Form annimmt, wird eine Grenze überschritten. (…) Ich bin nicht die Bundesprüfstelle und auch nicht die Ethikkommission. Aber ich spreche für alle, die so denken wie ich: Verbote und Zensur sind nicht die Lösung. Ich hoffe, dass wir durch solche Auseinandersetzungen zu einem anderen Bewusstsein finden, was noch erträglich ist und was nicht.

lunes, 26 de marzo de 2018

Cómo la OTAN acorrala a Rusia


Gerald Hensel, en Twitter @ghensel publicó el siguiente mapa con el texto, en alemán: "Die NATO-Einkreisung Russlands (gelb markiert)". Esto es el terrible cerco de la OTAN en torno a Rusia (marcado en amarillo). Háganse una idea de la realidad, uds. mismos.



jueves, 15 de marzo de 2018

Cuál es la finalidad de la nueva ley


Reconocemos el proyecto de ley como una herramienta para la manipulación ideológica, la imposición de una política histórica oficial y un intento sin precedentes de intervenir en el debate público sobre la historia polaca en un estado democrático. La verdad histórica no se puede decretar de antemano, porque surge de una investigación confiable basada en el material de origen. La ley adoptada en esta forma es un instrumento que puede usarse para comparar la popularización y la discusión de los resultados de la investigación científica independiente, mostrando la compleja verdad sobre el Holocausto. Su difusión no puede estar sujeta a control y presión política.
El anterior es el texto de la declaración del Centro de investigación sobre el Holocausto de los judíos, acerca la modificación de la Ley del Instituto de Memoria Nacional, en Polonia[1].
De partida, “en países normales, la investigación no es aceptada o rechazada por los gobiernos"[2]. La pregunta es si Polonia deja, poco a poco, de ser un país normal. Hoy, un tribunal irlandés rechazó la extradición de un ciudadano polaco[3] (acusado de narcotráfico), debido a que “los recientes cambios legislativos en el sistema judicial polaco han sido tan inmensos (so immense) que el tribunal superior de Irlanda se ve obligado a concluir que el estado de derecho en Polonia ha sido sistemáticamente dañado (systematically damaged), socavando la confianza mutua (mutual trust) que se halla en la base del proceso de la orden de detención europea”[4], que es la vía por la cual Polonia solicitó la extradición. Duras palabras de la sonriente jueza Aileen Donnelly.
El caso fue enviado al Tribunal Europeo de Justicia (en Luxemburgo). Y lo más probable es que los 50 casos de solicitudes de extradición realizadas por Polonia a Irlanda, se suspendan. “Gary FitzGerald, director del Centro Irlandés para el Derecho Europeo en el Trinity College de Dublín, dijo que sería muy sorprendente si otras jurisdicciones [otros países miembros] de la Unión Europea extraditaran personas a Polonia”[5]. Laurent Pech, profesor de Derecho europeo en Middlesex habla del “desmantelamiento legislativo deliberado, calculado y provocativo de la independencia del poder judicial, independencia que es uno de los componentes clave del estado de derecho”[6] . En primer año de derecho se aprende que la división de poderes y la consiguiente independencia del Poder Judicial, esto es, de los tribunales de Justicia es uno de los pilares básicos del estado de derecho, sin el cual, éste deja de existir.
Si nos detenemos un momento a considerar qué repercusiones puede tener esta circunstancia, este virtual secuestro de la justicia polaca, que se traduce en la falta de un debido proceso, tanto para ciudadanos polacos, como para extranjeros, considerando que son esos mismos tribunales los que juzgan de acuerdo a la mencionada Ley del Instituto de Memoria Nacional[7]. Llamada en inglés, simplemente Holocaust Law. El caso del diario argentino Página 12 es… no sé si llamarlo ridículo o grotesco, aunque creo que estos calificativos son muy suaves para describir la realidad…[8] . Nadie duda que hubo prisioneros polacos en campos de concentración nacional socialistas; pero ponerse al nivel de los judíos y hablar de un “holocausto polaco” es más que absurdo, es una aberración y una gran crueldad.
No sin razón, señala la historiadora Havi Dreifuss, quien “dado su campo de especialización[9], viaja frecuentemente a Polonia con fines de investigación. Que, a pesar de que la nueva legislación pretende eximir a los académicos y artistas, ella duda en viajar a Polonia ahora. ‘Para mí, lo más problemático en esta ley es crear una atmósfera de miedo en Polonia para hablar de estos temas’"[10]. Sobre sus colegas polacos, ahora más en peligro que ella y que todos quienes no estamos al alcance de la jurisdicción polaca: “Polonia tiene estudiosos maravillosos que realmente cambiaron nuestra comprensión de muchos aspectos del Holocausto, y el hecho de que ellos y sus estudiantes, especialmente los estudiantes, que no serán parte de la exención, tendrán que pensar dos veces antes de trabajar en estos temas. es algo que es muy muy problemático"[11]. Sí, dentro de Polonia y entre los sectores con más cultura de la sociedad polaca, hay una gran resistencia a las medidas autoritarias del gobierno del PiS, dirigido tras bambalinas por Jarosław Kaczyński[12].
Acertadamente, el historiador polaco-norteamericano Jan Tomasz Gross[13] -expulsado de la Universidad de Varsovia en 1968 y encarcelado durante casi medio año, quien abandonó el país debido a la campaña antisemita de ese año[14]- nos explica que Polonia “choca actualmente con la Unión Europea, por la destrucción de la independencia judicial en Polonia por parte del partido Ley y Justicia o PiS. Y ahora la nueva ley ha desatado una disputa diplomática con Israel por la falsificación de la historia del Holocausto”.
Con Renan Berger, nos preguntamos ¿Cuál es el propósito de esta ley? ¿Cuál es el mensaje que el gobierno poaco trata de transmitir al mundo?[15] El Ejecutivo polaco dice que el objetivo es “defender el honor polaco”[16]. Con el mismo valiente periodista y publicista israelí nos respondemos: En realidad, lo que verdaderamente están haciendo es “crear la reacción opuesta y solo estás atrayendo más atención sobre estas atrocidades”[17]. Sí, toda esta desagradable discusión nos lleva a investigar más sobre el tema y a no dejarnos amedrentar por amenazas en redes sociales.
Pienso que el propósito de esta ley no es defender el honor de Polonia. No, muy por el contrario, la ley parece combatir el honor polaco. Honor que nadie ofende, ni degrada, ni abaja… Esta es una falsedad que el gobierno de Varsovia cuenta a sus ciudadanos, para crear un enemigo externo, del cual defenderse agrupados, votando por el partido de gobierno que, poco a poco, transforma a Polonia en un estado autoritario, con un partido único y una sola ideología nacionalista[18]. No, “yo no veo, que, en ninguna parte del mundo, se quiere ofender, denigrar, abajar el honor, el buen nombre de Polonia. Muy por el contrario, Polonia y los polacos son uno de los países -hasta ahora- más queridos y admirados en el mundo”[19].
¿Cuál es el verdadero objetivo de esta ley? Dreifuss señala: “Muchos judíos en Polonia, agrega, fueron asesinados no en los campos de exterminio, sino en manos de los polacos. ‘Esto es algo que Polonia no quiere aceptar y aparentemente lo que esta nueva ley trata de encubrir’"[20]. Podemos decir que este es uno de los propósitos de la ley: el encubrimiento. Siempre me ha llamado la atención la forma en que algunos polacos reaccionan cuando se ven enfrentados a las atrocidades o a la crueldad que otros polacos cometieron contra los judíos y otras minorías en Polonia durante la II Guerra o, en general, en el pasado. Toda vez que, durante la II Guerra se denominaba en polaco, szmalcownik, a los polacos que denunciaban o entregaban judíos a los nazis o extorsionaban a quienes los protegían[21].
Por su parte, Gross hace ver que la ley, no pretende proteger la reputación de Polonia, sino que su "objetivo final es falsificar la historia del Holocausto"[22]. Y prosigue: “Las autoridades polacas quieren amordazar cualquier debate sobre la complicidad de los polacos en la persecución de ciudadanos judíos, por lo que es ilegal discutir el asunto 'públicamente y contra los hechos”[23]. El objetivo de esta legislación ambicioso, continúa el historiador: “Las autoridades polacas quieren bloquear cualquier debate sobre la complicidad de los polacos en la persecución de ciudadanos judíos, por lo que es ilegal discutir el tema públicamente y contra los hechos"[24].
Por su parte, Maciek Wisniewski, dice que lo que, “en realidad pretende es sanitizar la historia al gusto de los ultranacionalistas en el poder”[25]. La sola mención de la Masacre de Jedwabne, “impide seguir calificando el antisemitismo polaco –parte integral de la anatomía del nacionalismo local, étnico e inherentemente excluyente– como algo marginal o inofensivo. Contradice la visión dominante que sólo fuimos víctimas (del nazismo, del comunismo, de la historia en general)[26]”.
Barbora Černušáková escribe en Time: “lo que está en juego no son los hechos ocurridos en torno a la Segunda Guerra Mundial, sino la libertad de expresión y la aplicación desmedida de la ley para reprimir las opiniones disidentes. Al ilegalizar todo pronunciamiento, declaración escrita o imagen que parezcan dañar ‘la reputación de la República de Polonia y la Nación polaca’ o que sugieran que hubo responsabilidad o complicidad polacas en los ‘crímenes nazis’, restringe aún más el derecho a la libertad de expresión y tendrá un efecto negativo más general”[27].
Y lo que es peor (Gross): “un desastre mayor se cierne internamente. Con el pretexto de defender los derechos soberanos de Polonia para aprobar su propia ley, las autoridades están aceptando los prejuicios xenófobos y antisemitas de algunos sectores del público, al tiempo que exacerban estos sentimientos en el proceso”[28]. Sí, esto se aprecia en las manisfestaciones públicas de lo que nosotros llamamos extrema derecha (aunque la izquierda europea es también profundamente antisemita e incluso racista) y en la quema de muñecos que representan a polacos cliché, como vimos hace pocos meses en Polonia.
“Los medios controlados por PiS han despertado aún más las emociones al sugerir que las fuerzas externas -y los judíos en particular- quieren evitar que Polonia diga la verdad sobre su propia historia: los campos de exterminio fueron creados y dirigidos por los alemanes y no por los polacos[29]”.
“No es sorprendente que uno pueda ver el aumento del antisemitismo en las redes sociales, en la televisión y en la prensa que apoya al gobierno. Una sociedad movilizada en torno a una propaganda tan mentirosa se volverá cada vez más xenófoba, hasta que los polacos más abiertos de mente encuentren en su hogar un lugar inhóspito para vivir. Esto es peligroso: para los ciudadanos de la UE, es fácil moverse e instalarse en otro país”[30]. ¿Le podrá extrañar a alguien si pronto empezáramos a recibir a los primeros asilados o refugiados polacos? Al igual que recibimos ya a los primeros turcos. El historiador de Princeton habla acerca de la “fuerza destructiva de un gobierno dispuesto a aprovechar los peores instintos de una población para mantenerse en el poder[31]”.
En efecto, “una Polonia monoétnica, podría ser el turno de la élite educada para emigrar, con un impacto incalculable en el capital social del país”[32]. Todos quienes pertenecemos a la generación Juan Pablo II y leímos “Cruzando el Umbral de la Esperanza”, sabemos que Polonia nunca fue ni mono-étnica, ni mono-religiosa, ni menos mono-cultural. Sobre Polonia, Karol nos explica: “A lo largo de los siglos de su milenaria historia, Polonia ha vivido la experiencia de ser un estado de muchas nacionalidades y de muchas confesiones cristianas, y no sólo cristianas. Tales tradiciones hicieron y hacen que un aspecto positivo de la mentalidad de los polacos sea la tolerancia y la apertura hacia la gente que piensa de modo distinto, que habla otras lenguas, que cree, reza o celebra los mismos misterios de la fe de modo diferente”[33]. OMG! Cómo ha cabiado Polonia…! Qué diría Karol si supiera hoy de la ley sobre la historia del Holocausto.
Concretamente sobre los judíos, nuestros hermanos mayores, Juan Pablo II dice claramente que “el antisemitismo es un gran pecado contra la humanidad;, todo odio racial acaba inevitablemente por llevar a la conculcación de la dignidad humana"[34]. Ojalá esto lo escucharan los trolles polacos que hoy se ensañan contra los judíos. Creo que en anti-antisemitismo que aprendimos del Papa (y de otras muchas personas más) ha dejado “raíces muy profundas en mi vida”[35].

[3] Artur Celmer.
[6] Laurent Pech (@ProfPech), profesor de Derecho europeo en la Universidad de Middlesex. En Ireland refuses extradition over concern at Polish justice reforms
[8] La declaración de una supuesta “liga de antidifamación de Polonia” es realmente de un cinismo que da vergüenza ajena. El “sueño del pibe” de algunos grupos conservadores siepre ha sido tener una liga antidifamación de ellos mismos, para contrarrestar la famosa Liga antidifamación judía.  
[9] Desde noviembre de 2010 dirige el Centro de Investigación sobre el Holocausto en Polonia, del Instituto Internacional para la Investigación del Holocausto Yad Vashem, Havi Dreifuss y otros historiadores sobre el Holocausto en Polonia
[12] Gross hace ver acertadamente que “Jaroslaw Kaczynski, líder del PiS. Su partido busca una mayoría constitucional en el parlamento que le permita establecer un régimen legalmente autoritario y asegurar su poder por un largo tiempo”. Sí, de esto estamos convencidos todos en Europa.
[13] Los innumerables trolles polacos en Twitter denigran a Gross de la peor manerda. Entre otras cosas, sostienen que no es historiador (tal vez porque tiene un doctorado en sociología en Yale), en circunstancias que es profesor de historia en la prestigiosa Universidad de Princeton y profesor invitado en las universidades de Harvard, Stanford, California en Berkeley, Columbia, Paris, Viena, Cracovia y Tel-Aviv.
[14] El mismo Gross nos explica que “La última vez que un gobierno polaco usó el antisemitismo en su propaganda oficial, hace 50 años, cuando el Partido Comunista estaba en el poder, la limpieza étnica resultante llevó a miles de sobrevivientes del Holocausto y sus hijos a emigrar de Polonia”. Poland’s death camp law is designed to falsify history
[16] Todo por el honor de Polonia nota 3 que cita Ustawa chroniąca dobre imię Polski uchwalona o La ley que protege el buen nombre de Polonia pasó.
[18] Sobre el partido en el gobierno conocido por sus siglas PiS, dice Infobae “PiS, un partido populista de derecha y nacionalista fundado en 2001”, Cómo Polonia intenta desligar su responsabilidad en el Holocausto con una insólita ley
[33] Cruzando en Umbra de la esperanza, capítulo 22 A la búsqueda de la unidad perdida (Una mejor traducción habría sido: En busca de la unidad perdida).
[34] Cruzando en Umbra de la esperanza, capítulo 16 La sinagoga de Wadowice.
[35] Cfr. Cruzando en Umbra de la esperanza, capítulo 16, La sinagoga de Wadowice.

domingo, 25 de febrero de 2018

¿Por qué los campos de exterminio estaban en el Este de Europa?


Estimados amigos: sorprendida negativamente... más bien horrorizada por el antisemitismo de algunos polacos, especialmente de los partidarios del PiS, escribo una segunda columna sobre el tema ¿Por qué los campos de exterminio estaban en el Este de Europa?


viernes, 15 de diciembre de 2017

Intelectuales de izquierda convertidos en guardianes del status quo que no admiten el cambio



Esta semana en Alemania, apareció una entrevista al conocido sociólogo Armin Nassehi.

Quiero destacar sólo una respuesta que dió porque es lo que veo que pasa a mi alrededor, en mi grupo de amig@s, en Alemania y no será raro que pronto ocurriera esto, también en otros países. A veces me admiro que gente que ha sido tradicionalmente muy de izquierda intelectual, se convierta en acérrima preservadora del status quo. Mi traducción es libre.

Muchas cosas están cambiando. Es interesante la pregunta acerca de quiénes lamentan el cambio. No son los ambientes sospechosos de siempre (1), sino que también los izquierdistas culturales urbanos tienen que reconocer y enfrentar la situacióndern de que ellos no son más la fuerza que impulsa el cambio, sino que se han convertido en los preservadores del estado de la sociedad (2).

(...) Hoy no se quejan únicamente los clásicos conservadores, sino también quienes, hasta no hace mucho, tenían el monopolio con respecto al cambio social!


________

(1) die üblichen Verdächtigen es una expresión alemana para referirse a quienes generalmente adoptan una posición determinada, en este caso, se trata de una posición contra el cambio.

(3) Son ahora los "Bewahrer".



jueves, 26 de octubre de 2017

Carl Schmitt, el jurista estrella del Tercer Reich


Uno de los mejores conocedores de Carl Schmitt en Alemania, el profesor Bernd Rüthers (civilista y profesor de filosofía del derecho) cuenta en su obra "Carl Schmitt im Dritten Reich" (Carl Schmitt en el Tercer Reich) que fue Waldemar Gurian quien primero que describió a Schmitt como el "jurista de la corona del nacional socialismo", definición que me parece la más que adecuada que existe para describir a Schmitt.

Como cronista de la corona se entiende lo que otros nacionalsocialistas de la época denominaban el "jurista estrella", que es un término tal vez más apropiado para el castellano.

Gurian fue un profesor alemán (de origen judío, pero de familia católica) que tuvo que "emigrar" a Suiza, con su familia, debido a la persecusión nazi (no sin razón, temía que lo ejecutaran, sobre todo después del 30 de junio de 1934) y terminó como profesor en Estados Unidos, concretamente en la University of Notre Dame, donde fundó, en 1939, la Review of Politics, una de cuyas primeras colaboradoras fue Hannah Arendt.

Gurian fundó -desde su obligado exilio en Suiza una revista semanal, llamada "Deutsche Briefe", esto es, Cartas alemanas. Son ocho páginas a la semana, que escribe principalmente él, pero también su colaborador Michael Otto Knab, que igualmente, debió dejar Alemania escapando de los nazis. En 1934, en el número cuatro de la "Deutsche Briefe" Gurian escribe un artículo sobre Carl Schmitt, a quien comocía personalmente y con quien lo unía un lazo de amistad, según cuenta Rüthers. Fue un artículo que tuvo mucha repercusión entre los nacionalsocialistas contrarios a Schmitt o entre los profesores que se disputaban con él una posición como catedrático guía del nacional socialismo.

Traduzco el artículo (tres páginas) de Gurian y copio el orginal bajo estas líneas... Los paréntesis cuadrados [ ] encierran explicaciones mías o el original alemán.

26 de octubre de 1934 N°4, Página 52...

[c] CARL SCHMITT, EL CRONISTA DE LA CORONA DEL TERCER REICH

Carl Schmitt, el profesor de Derecho público de la Universidad de Berlín, es denominado, en público, cada vez con más frecuencia, el jurista de la corona del Tercer Reich. Su justificación -aparecida en la "Revista jurídica alemana"  [Deutschen Juristenzeitung] de 1° de agosto (11)- de los fusilamientos masivos sin juicio alguno de 30 de junio, es adecuada para desacreditarlo. El mencionado artículo tiene el título programático "El Führer protege el derecho". Las frases decisivas son: "El Führer protege el derecho del peor abuso, cuando, en el momento del peligro, como el juez supremo [als oberster Gerichtsherr], crea derecho sin intermediarios. 'En esa hora, era yo responsable del destino de la nación alemana y, con ello, del pueblo alemán como su juez supremo' (Hitler). El verdadero Führer es también juez. De su caudillaje [Führertum] emana su jurisdicción. Quien las separe [caudillaje y capacidad de decir derecho o jurisdicción] o incluso quiera oponerlas, hace del juez o un Contra-Führer o un instrumento de un Contra-Führer y busca, con ayuda de la judicatura, acabar con el estado [den Staat ...aus den Angeln zu heben"]. Dicho más fácilmente: el Führer puede hacer ejecutar a cualquier persona, sin un juicio y sin tener en cuenta las leyes escritas. Él establece lo que es derecho. Cualquier cosa que él haga, es derecho. En realidad, es una amenaza para el estado, realizar un proceso de acuerdo a las normas jurídicas en contra de cualquiera de los acusados de alta traición o bien de hombres que el Führer considere como sus enemigos.

¿Quién es Carl Schmitt? Más sobre su desarrollo espiritual en "Schweizerischen Rundschau" de 1° de octubre (12). Llegados a este punto, sólo queremos...

(11) C. Schmitt, Führer.

Página 53... recapitular algunos momentos, que caracterizan a este hombre que, mediante su actuación dándoselas de supuesto representante de la doctrina jurídica alemana, no se avergüenza de socavar el buen nombre de la misma.

Carl Schmitt hizo su carrera con la ayuda de liberales no-arios. En 1919 fue nombrado profesor de la Escuela Superior de Comercio de München gracias a la recomendación del entonces rector de la misma, el profesor demócrata M.J. Bonn quien, como judío, fue despedido inmediatamente después de la revolución nacionalsocialista. Bonn también lo ayudó posteriormente a entrar a la Escuela Superior de Comercio de Berlín. Antes de eso, fue profesor de la Universidad de Bonn, cargo que fue posible gracias a la intervención del no-ario Kaufmann. La obra principal de Schmitt, su "Derecho Constitucional" (13) la dedicó a su amigo judío Eisler que había caído en la guerra. Nada de esto, impidió a Schmitt, posteriormente trabajar enérgicamente para la completa eliminación de la Judicatura de todos quienes no tuvieran una ascendencia puramente aria. Así también lucha hoy, junto al Comisario de Justicia del Reino [Reichsjustizkommissar] Frank para lograr la destitución de todos los abogados no-arios que aún están autorizados para litigar, por haber sido soldados en el frente [durante la I Guerra].

Schmitt fue durante mucho tiempo un hombre del Centro [se refiere al Partido del Centro, Zentrumsprtei]. Como tal, hablaba en conferencias del Partido y era el editor de una publicación de la editorial del Partido del Centro, de Rhenania (14). Eso no le impide atacar hoy duramente al Centro, pese a que él, quien en conversaciones caracterizaba al nacional socialismo, como una "locura masiva organizada", es desde1933 miembro del partido nacional socialista. – Schmitt redactó una serie de informes en derecho tales como uno de 1930 para el gobierno del social demócrata Müller. Hindenburg no estaba dispuesto a firmar el acuerdo de liquidación [Liquidationsabkommen] polaco-alemán, que se hallaba asociado al Youngplan. Schmitt fue uno de los pocos juristas dispuestos a emitir un informe acerca de la compatibilidad de ese acuerdo -que los nacional socialistas combatían como si fuera un acto de alta traición- y la Constitución del Reino. – Más tarde, Schmitt fue el experto que escribió informes en derecho para Brüning; en aquel entonces, en sus conferencias, él se oponía a la transformación constitucional que exigían los nacional socialistas. Más tarde, representó al gobierno de Papen ante el Tribunal Superior del Estado [Staatsgerichtshof], en una época en que Papen era rabiosamente combatido por los nacional socialistas. – Schmitt está ansioso por hacer olvidar hoy algunos de sus escritos. Así, no incluye más entre sus escritos, su publicación "Catolicismo romano y forma política" ["Römischer Katholizismus und politische Form"] (1923) (15) en que glorifica a la Iglesia católica, puesto que él se ha separado, por motivos personales, de la Iglesia. Asimismo, ha olvidado su discurso en que elogiaba al padre de la Constitución de Weimar, Hugo Preuss (1930) (16).

Luego de la revolución nacional socialista, Schmitt se adhirió al movimiento victorioso. Pronto se convirtió en el Führer de los profesores universitarios nacional socialistas en la Liga de los juristas nacional socialistas y en íntimo consejero del del Comisario de Justicia del Reino, Frank. Cuando, en la prestigiosa "Revista Jurídica alemana" [Deutschen Juristenzeitung], se levantó oposición en su contra, Schmitt, a través Comisario de Justicia del Reino...

(13) C. Schmitt, Doctrina constitucional.
(14) C. Schmitt, Rheinlande, aparecido en la editorial Volkswacht, de Colonia.
(15) C. Schmitt, Catolicismo.
(16) C. Schmitt, Preuß.

Página 54...

hizo que se la colocara en la línea de los nacional socialistas [gleichschalten = se la nazificara] y pasó, él mismo Schmitt, a hacerse cargo de la revista. Fue nombrado por Göring como miembro del Consejo de Estado [Staatsrat] y, como profesor, en la Universidad de Berlín.

Se puede suponer que el jurista de la corona del Tercer Reich, después del nacional socialismo, no toma en serio todo su pasado, sino que sólo lo usa como medio para sus fines personales. Es tanto más terrible que un hombre así, cuyo déficit en su carácter es tan grande como sus indudables conocimientos y su habilidad para presentarse a sí mismo, ejerza (al menos hasta ahora) una influencia tan grande a la formación del derecho y de la vida del estado alemán.


______________________________________________________________


26. Oktober 1934 N°4, Página 52...

[c] CARL SCHMITT, DER KRONJURIST DES III. REICHES

Carl Schmitt, der Staatsrechtsprofessor an der Universität Berlin, wird in der Oeffentlichkeit immer häufiger als Kronjurist des III. Reiches genannt. Seine Rechtfertigung des 30. Juni mit seinen Massenerschießungen ohne jedes Gerichtsverfahren ist geeignet berüchtigt zu werden. Sie findet sich in der »Deutschen Juristenzeitung« vom 1. August (11). Der betr. Artikel trägt die programmatische Ueberschrift: »Der Führer schützt das Recht«. Die entscheidenden Sätze lauten: »Der Führer schützt das Recht vor dem schlimmsten Mißbrauch, wenn er im Augenblick der Gefahr als oberster Gerichtsherr unmittelbar Recht schafft:  ›In dieser Stunde war ich verantwortlich für das Schicksal der deutschen Nation und damit des deutschen Volkes oberster Gerichtsherr‹ (Hitler). Der wahre Führer ist auch Richter. Aus dem Führertum fließt das Richtertunn. Wer beides von einander trennen oder gar entgegensetzen will, macht den Richter entweder zum Gegenführer oder zum Werkzeug eines Gegenführers und sucht den Staat mit Hilfe der Justiz aus den Angeln zu heben«. Einfach gesagt: Der Führer kann jedermann ohne Gerichtsverfahren, ohne Achtung der bestehenden geschriebenen Gesetze hinrichten lassen. Er setzt das Recht. Was auch immer er tut, ist Recht. Im Grund genommen ist jedes nach den Rechtsvorschriften durchgeführte Verfahren gegen des Hochverrates Angeklagte oder Männer, die der Führer als Feinde betrachtet, eine Bedrohung des Staates.

Wer ist Carl Schmitt? Näheres über seine geistige Entwicklung findet man in »Schweizerischen Rundschau« vom 1. Oktober (12). Wir wollen an dieser Stelle nur...

(11) C. Schmitt, Führer.

Página 53...einige Momente zusammenstellen, die diesen Mann charakterisieren, der sich nicht schämt, das Ansehen der deutschen Rechtswissenschaft durch sein Auftreten al ihr angeblicher Repräsentant zu untergraben.

Carl Schmitt Karriere mit Hilfe liberaler Nichtarier gemacht. Er wurde 1919 die Handelshochschule München auf Fürsprache ihres damaligen Rektors, des demokratischen Professors M.J. Bonn berufen, der als Jude sofort nach der NS Revolution entlassen wurde. Bonn hat ihn später an die Handelshochschule Berlin berufen helfen. Vorher war er an der Universität in Bonn tätig; diesen Ruf hat ihm der Nichtarier Kaufmann vermittelt. Schmitts Hauptwerk »Die Verfassungslehre« (13) ist seinem jüdischen Freunde Eisler gewidmet, der im Kriege gefallen ist. All das hat Schmitt nicht gehindert, später besonders energisch für die völlige Ausschaltung aller, die nicht rein arischer Abstammung sind, aus der deutschen Justiz einzutreten. So kämpft er heute mit Reichsjustizkommissar Frank für die Entfernung der nichtarischen Rechtsanwälte, die als Frontkämpfer noch zugelassen sind.

Schmitt war lange Zeit Zentrumsmann. Als solcher sprach er auf Zentrumstagungen und hat eine Schrift im Verlag der Rheinischen Zentrumspartei herausgegeben (14). Das hindert ihn nicht, heute das Zentrum besonders scharf anzugreifen, trotzdem er, der den Nationalsozialismus in Gesprächen als »organisierten Massenwahnsinn« kennzeichnet, erst seit 1933 NS Parteimitglied ist. – Schmitt hat einer Reihe der verschiedensten Gutachten geliefert, so auch 1930 der Regierung des Sozialdemokraten Müller. Hindenburg war nicht gleich gewillt, das mit dem Youngplan verbundene deutsch-polnische Liquidationsabkommen zu unterschreiben. Schmitt gehörte zu den ganz wenigen deutschen Juristen, die bereit waren, ein Gutachten für die Vereinbarkeit dieses Abkommens, das die Nationalsozialisten als Hochverrat bekämpften, mit der Reichsverfassung abzugeben.  – Später wirkte Schmitt als Gutachter für Brüning; damals wandte er sich in Vorträgen gegen den von Nationalsozialisten verlangten Verfassungsumbau. Später vertrat er, in einer Zeit, als Papen von den Nationalsozialisten wütend bekämpft wurde, die Reichsregierung Papens vor dem Staatsgerichtshof.  – Schmitt ist bestrebt, gewisse seiner Schriften heute vergessen zu lassen. So wird seine die kath. Kirche verherrlichende Abhandlung »Römischer Katholizismus und politische Form« (1923) (15) von ihm unter seinen Schriften nicht mehr angeführt. Denn er hat sich aus bestimmten persönlichen Gründen äußerlich von der Kirche getrennt. Ebenso hat er heute seine anerkennende Rede auf den Vater der Weimarer Verfassung, Hugo Preuss, (1930) (16) vergessen.

Nach der NS Revolution schloß sich Schmitt der siegreichen Bewegung an. Bald wurde er Führer der Hochschullehrer im Bunde NS Juristen und einer der engsten Berater des Reichsjustizkommissars Frank. Als sich gegen ihn in der angesehenen »Deutschen Juristenzeitung« Opposition regte, ließ  er sie durch den Reischsjustiz-

(13) C. Schmitt, Verfassungslehre.
(14) C. Schmitt, Rheinlande, erschient im Volkswacht-Verlag, Koln.
(15) C. Schmitt, Katholizismus.
(16) C. Schmitt, Preuß.

Página 54...

kommisar gleichschalten und übernahm ihre Herausgabe. Er wurde von Göring in den Staatsrat und as die Univerisät Berlin berufen.

Man kann annehmen, dass der Kronjurist des III. Reiches seiner ganzen Vergangenheit nach den Nationalsozialismus nicht ernst nimmt, sondern nur als Mittel für persönliche Zwecke benutzt. Umso furchtbarer ist es, das ein solcher Mann, desses Charakterschwäche ebenso groß ist wie seine unbestrittenen Kenntnisse und Darstellungsgabe, einen entscheidenden Einfluss auf die Gestaltung des deutschen Rechts- und Staatslebens – (bisher wenigstens) – ausübt.


lunes, 11 de septiembre de 2017

viernes, 21 de julio de 2017

martes, 20 de junio de 2017

Qué dice la Iglesia sobre la AfD


En su reunión plenaria de este ano, en la ciudad de Bensberg, en marzo pasado, la Conferencia episcopal emitió un documento, se debatió y adoptó decisiones sobre variados temas, uno de ellos, sobre el nuevo partido político, la Alternativa para Alemania (en adelante AfD). Traduzco para Uds., los tres párrafos de la larga declaración de prensa, dedicados al tema. El documento está en primera persona, ya que el presidente de la Conferencia episcopal, el arzobispo de München Reinhard Marx, explica a los periodistas -en conferencia de prensa- las conclusiones a que llegaron él y sus hermanos en el episcopado.

"Mirando el debate político actual, estamos convencidos que tenemos que, en toda controversia, tenemos que referirnos a su contenido y hablar de él. Por supuesto que existe un amplio y legítmo rango para la  actividad política de un cristiano; sin embargo, también hay límites para su compromiso político. Hay temas en los cuales, los cristianos, decimos que existen líneas rojas. A modo de ejemplo, puedo mencionar la xenofobia (Ausländerfeindlichkeit), la denigración de otras religiones, la sobre-elevación de la propia nación, el racismo, la indiferencia frente a la pobreza en el mundo, como también el hablar de una manera despectiva u hostil entre sí. Cuando se simplifica en forma tosca (grob vereinfachen), donde consignas contribuyen a la hostilidad, allí no puede estar un cristiano. Después de todo, la gente y los programas de un partido determinan su proximidad a la iglesia. Por supuesto, el debate político, especialmente durante las campañas electorales, viven de que se le saque punta (Zuspitzung) a los temas. Pero está claro que, como cristianos, no podemos adoptar este estilo de agitadores y fundamentalistas. El éxito de un partido tiene que ser medido mediante la objetividad y el respeto".

Creo que esta es la mejor y más objetiva descripción de la AfD que he leído.

En la reunión, los obispos "También conversamos sobre las tendencias populistas actuales en nuestro país. Una y otra vez se plantea la cuestión de si se puede votar por la AfD o no. No deseamos una estigmatizar a la AfD; pero nos distanciamos claramente de su enfoque populista y de muchas de sus posiciones del partido, que se hacen evidentes en los programas electorales y en sus declaraciones públicas. Los obispos alemanes subrayamos nuestro compromiso con la democracia representativa de la Ley Fundamental, con la dignidad humana en todas sus dimensiones (no sólo la protección de la vida, sino también en el tema de los refugiados), con la libertad de religión y de creencias, con la economía social de mercado, con la inclusión, la solidaridad con los más débiles, con la cohesión (Zusammenhang) existente entre libertad y responsabilidad. Hacemos hincapié en la necesidad de un discurso democrático justo, respetuoso y honesto".

Exacto, el mismo discurso que no tiene la AfD. Que los obispos catalogan abiertamente como populista.

Hay que decirlo "Con toda claridad: Desde una perspectiva cristiana, es incompatible la acción política que fomenta la xenofobia, el miedo contra la dominación extranjera, pone énfasis unilateral en intereses nacionales, tiene un concepto nacionalista de la cultura, somete la libertad religiosa al control estatal o realiza un cuestionamiento generalizado de la democracia representativa vivo. Rechazamos un exclusivismo o político,cuyas respuestas a las preguntas apremiantes del mundo globalizado equivalen siempre a encerrarse (Abschottung, cerrar las fronteras) y el retorno a tiempos que pasaron hace mucho y que supuestamente garantizarían la seguridad".

Ete último párrafo se aplica no sólo a la AfD alemana, sino que vale para todo el mundo.